11 Canciones para Pussy Riot

Me preguntas si soy feminista, ¿por qué chingados no serlo? cuando me preguntas si estoy enojada, te contesto ¡cómo chingados no estarlo! Cuando me preguntan  si soy libre, contesto ¡cómo demonios no serlo! ¡Soy una enferma, soy una guerrera!

Las raincoats

pussy 2

Entre los años cincuenta y sesenta se dio una nueva faceta del feminismo, la apropiación del universo pop por parte de cientos de grupos de mujeres en la denominada era de las girl groups. Cientos de grupos de mujeres, gran parte de ellas negras comenzaron a cantar y hacer sonar en las radios de forma masiva los deseos, las preocupaciones y las formas de ver el mundo de adolescentes que se separaban abiertamente del ideal de la mujer doméstica y pasiva. Las Shangri las se encargaron de dramatizar la vida cotidiana de las chicas rebeldes. Ellas no se dejan besar, ellas arrancan besos y gritos de un público compuesto básicamente por mujeres.

The Shangrilas. Give him a  great big kiss.

Bienvenida la sicodelia, a jugar libremente con el mundo femenil. ¡A ronronear juntas! Esa parece ser la invitación de las GTO’s ( Girls Together Outrageously)… odas al disfrute de ser mujer, al disfrute del amor jipy, eso es lo que proponen esta organización de  chicas extravagantes.

Es 1977, el punk entra en escena y con ello otra horda de féminas con Instrumentos y micrófono en mano musicalizan un feminismo  salvaje que se burla de los clichés. Las punks también fueron muchas… ¿qué si ronroneaban?, claro!!!!! Acá una colección de ellas, Las Slits (slit, pussy, rajita, panocha, pucha, los nombres son múltiples), Klennex,(demandadas por usar el nombre de la empresa de toallas sanitarias) The raincoats y otras…

Todo menos “Typical girls”, The slits.

Cherry Womb con las Runnaways, la grabación no es tan buena, pero después de todo conserva lo que hay que tener según las punks: fuerza, ¿que más va a ser?  Womb, bomb… ambas estallan en el escenario.

Las Raincoats, feministas hablando de amor entre rasgueos de violín, nada que ver con los riffs establecidos en el canon masculino del rock. Ya a fines de los setenta se cuenta otra historia en la música, por supuesto ni Elvis ni los Stones son el punto de partida de las punks. Antes que ellos están las ronetas, las marveletas, las cristales y una larga lista de agrupaciones que histerizaron el escenario.

¿Y por qué no algo de locura?… hijas furiosas de Saturno, histéricas pues, así nacieron las Klennex/LiliPut. El humor uterino está presente en muchas de sus letras, después de todo se trata de la celebración de los cuerpos que habitan… ¿qué de que humor hablo? Del que producen chicas menstruosas que gozan de meterse en líos haciendo uso del nombre de una de las principales compañías de productos higiénicos. Definitivamente las Klennex, despues rebautizadas como LiliPut, no representaban el perfil de mujer deseable para tal empresa.

Entrando los ochentas ya estaba inoculado el virus en el mundo pop, las chicas quieren diversión y han creado sus propios himnos y los cantan en todos lados… ¿cuántas crecimos bailando y cantando a Cindy aunque sea en el espejo mientras te pintas los labios?

La palabra riot ya era conocida, las punks quería una revuelta… feministas en los noventas, aún punks… lo que haya sido dio origen al movimiento riot girrrrl! Bikini Kill y después Le Tigre y la genealogía de Hot topic en donde gozosamente se van nombrando escritoras, pintoras, cantantes, activistas… cuando el feminismo más insípido se perdía en discusiones de género todavía había salvajas vociferando.


En el 2006 Chicks on speed lanzan una recopilación y un manifiesto llamado Girl Monster… se trata de tres discos de punk y electro feminista, ¿qué es una girl monster?: pues una riot girl que puede bailar y cantar… aquí una muestra de estas monstrilias que confiesan con desfachatez no tocar guitarra.

Y pues bueno, existe una tradición de música feminista con sus temas, sus sonidos, ¿pop? ¿Dulce? también…   girl groups, riot girrrrls, guitarras, batería, voces y pasamontañas son parte del imaginario de Vivian Girls.

“Tres miembras de un grupo de punk han sido sentenciadas a dos años de prisión por el gobierno ruso”. La notica corrió como pólvora en todos los medios. Para desgracia de Putin los gritos de Pussy riot se han escuchado demasiado lejos. El bicho uterino se ha inoculado en los medios y ha empezado a propiciar un contagio masivo, sobre todo en mujeres. Cuidado Putin, ¡aunque vayas por el resto de las que cantaron no acabaras con todas las pussy Riot! Ah!! ¡Ese carácter contagioso de las histerias que provienen de todas las pusis rebeldes!!!

¡Libertad a Nadezhda,  Maria y  Ekaterina!!!!!

¡Útero, boca. cerebro, útero, boca, cerebro, útero boca cerebro!!!!!!!!!!

Texto Barbarela

Dibujos Milly  Sánchez

pussy cartel

~ por 666ismocritico en septiembre 5, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: