Los Medios Libres se mueven pero…¿Hacia dónde?

prensa_g

while the dj’s screamed,

                                              ” WE  MOVIN’, MAN! WE MOVIN’!”

but towards what? those stars were too fixed in heaven

to care, but sometimes he wished that he was as far

Derek Walcott

Notas apresuradas sobre los medios libres en tiempos del relajo mediático…

 

1.

A comienzos del mes pasado hubo un encuentro  de medios libres en la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Los asistentes provenían de todas partes del orbe nacional e internacional. Al evento convergieron una gran cantidad de personas  de lo más variopintas: estudiantes de las carreras de comunicación y periodismo, activistas practicantes de la contra-información así como los eternos entusiastas de los encuentros que no van a ningún lado. La convergencia duró tres días  y tuvo lugar en las instalaciones del CIDESI.

Como ya es habitual en estas reuniones estuvo repleta de actividades: talleres de audio, escritura, video, entrevistas, grabaciones de cortos, pláticas de pasillo, encuentros, amarres y colaboraciones a futuro. En lo personal, esto último es lo que más disfruto, conocer  a la raza que comparte sus proyectos, su producción de artefactos culturales, informativos o de conocimiento, que están interesados en tejer redes de trabajo y colaboración…también estos encuentros funcionan para conocer aquella gente con la que de otra manera nunca podrías encontrarte, me estoy refiriendo a los que vienen de otros países o estados de la misma república.

Dentro de las mesas de discusión general hubo un ejercicio que me pareció abiertamente insuficiente y que muestra nuestro desinterés para responder de manera correcta ante los casos y situaciones de riesgo: me refiero a la ignorancia demostrada por  los asistentes para crear entre todos una protocolo de seguridad ante la detención inminente.

Todos teníamos alguna idea vaga de lo que podíamos o debíamos hacer pero en conjunto fuimos incapaces de conformar una serie de reglas coherentes sobre que hacer ante tales eventos. Me parece que era imposible lograr algo así dado que hasta la fecha tampoco hemos sido capaces de conformar una idea común acerca de cual es nuestra labor en el campo de la contra-información. Lo que conecta la idea de nuestro trabajo -lo que hacemos, con el protocolo de seguridad es la estrategia que seguimos para defender (o no) lo que somos.

¿Es periodismo lo que hacemos? ¿Soy periodista alternativo? ¿comunicador? ¿Investigador militante? ¿Qué es lo que hacemos y cómo queremos ser reconocidos? Estas son las preguntas que deberíamos responder pronto. La urgencia la imponen las circunstancias y los nuevos tiempos.

Esta discusión ya es vieja y viene de los buenos tiempos de las luchas y convergencias mediales en torno a los movimientos antiglobalización (that`s ancient history)…nadie quería imponer una idea única y absoluta sobre nuestra labor, así que todas eran perfectamente aceptables. Sin embargo los tiempos pasan y me parece urgente tratar de llegar a una definición mínima y común de nuestro quehacer, los tiempos y las políticas represivas del priismo así lo exigen.

2.

En los últimos años hemos visto el creciente ejercicio de labor comunicativa desde los márgenes o las afueras del campo periodístico, ya no sólo se trata de los heroicos y aguerridos miembros de las radios comunitarias, también han entrado en acción gente que alimenta con información recurrente blogs, videoblogs, podcasts etc. Sitios como Proyecto AmbulanteCaos en la red son de consulta diaria obligada. Me interesa resaltar el que todos los miembros de esos sitios trabajan bajo el heterónimo, el seudónimo, el nombre falso o el anonimato, sus espacios no otorgan credenciales ni  identificación que “respalde” el trabajo de los compas. Todos nosotros de alguna manera trabajamos así, a la intemperie de los derechos humanos y la libertad de expresión, lo nuestro es  el territorio salvaje de la comunicación libre.

De alguna manera somos agentes activos de la transformación que se viene dando en la producción y cobertura de eventos noticiosos y que de manera brutal esta afectando a los medios tradicionales de comunicación.  No se trata solamente del bajón  y descredito en las audiencias y clientelas de sus servicios sino en la manera éticamente complicada y políticamente interesada en que transmiten la información. De ahora en adelante es imposible no darnos cuenta del valor insoslayable que tiene el poseer un medio propio (liberado o comunitario) y utilizarlo para expandir el radio de acción de los movimientos sociales, de las prácticas culturales resistentes o a la ofensiva contra el capitalismo.

No por ello nuestra situación deja de ser ambigua y nuestro futuro poco claro, para los medios tradicionales aún no tenemos el reconocimiento ni el derecho a nuestra existencia. La primera vez que lo noté fue cuando Ciro Gómez Leyva (editor de Milenio diario, conductor y “opiniologo profesional” del programa radiofónico Fórmula de la tarde) se negó a denominar como periodistas a las locutoras asesinadas del pueblo de San Juan Copala: Felicitas Martínez Sánchez y Teresa Bautista Merino, ambas participantes del proyecto de radio comunitaria La Voz que rompe el Silencio de entre dieciséis y dieciocho años, unas adolecentes apenas. Sin licencia para ejercer la profesión ni la trayectoria “necesaria” era imposible que fueran reconocidas como parte del gremio periodístico. Y sin embargo ahora nadie duda de que su asesinato fuera causado por su labor informativa al interior de la comunidad sitiada.

Muchos de nosotros hemos trabajado o trabajamos en proyectos de comunicación autogestiva y autónoma, es decir, generamos contenidos informativos de diverso género (fotografía, ensayo, crónica, noticias, video, etcétera.) sin haber cursado jamás la carrera de comunicación o periodismo…y sin embargo eso no impide en absoluto, cumplir con el cometido de ir documentando luchas y detenciones, despojos y toda clase de injusticias. Y lo hacemos como mal que bien podemos, a veces sin detenernos a analizar el largo plazo de las luchas, esto es, sin la capacidad analítica necesaria para hacer comprensible para la audiencia las razones de las luchas…a veces logrando prever las posibilidades reales de la política expoliadora del Estado (el Plan Puebla Panamá). Nuestra labor nos lleva a viajar a los lugares de las luchas (Guerrero, Oaxaca, Chiapas), en otras ocasiones, hacemos eco de la información producida en otros lugares, a veces firmamos desplegados,  a veces organizamos foros, campañas de información, carteles, imágenes, audios, videos, etcétera. Nuestra labor excede al periodismo, va más allá, rompemos con la división de trabajo periodístico, nuestra labor es acumulativa, la información que es difundida pretende romper con el bloque ideológico imperante del pensamiento único. Nuestra existencia como medios libres es ya una afrenta para aquellos que han aceptado las reglas del juego capitalista, de ahí la negación ridícula de nuestra pertenencia a la profesión confundiéndola con la negación de nuestra existencia, nosotros, los medios libres, no nos vamos a ir a ningún lado.

Creo que nuestra labor incumple con los requisitos parciales de los informadores periodísticos: descreídos de la neutralidad informativa, convocamos al trabajo colectivo cooperante indiferenciado, la más de las veces la info es retomada sin aludir a derecho autoral alguno. Nosotros y nuestros amigos somos nuestras propias agencias  informativas, así que no es de extrañar que a la hora de las detenciones, secuestros, o retenciones no tengamos una organización clara que respalde y proteja nuestra labor de comunicación, nuestro trabajo de investigación militante, de cronistas comprometidos con las causas, como quieran llamarles, a veces ni siquiera sabe alguien de nuestra presencia en el lugar de los hechos.

3.

Este largo preámbulo viene al caso de las recientes detenciones (estúpidas y arbitrarias) de los compañeroas de Radio Generación, de la Agencia Subversiones y de Multimedios Cronopios. Con el correr de los días aún no hay algún posicionamiento de parte del gremio periodístico acerca de la arbitrariedad cometida contra los compañeros que estaba ahí cumpliendo con el cometido de documentar las luchas  al tiempo que participaban de la misma protesta. Quisiera resaltar un punto que me parece relevante para conocer el espacio de indefinición en el que nos encontramos y de cómo es visto por nosotros mismos,  en uno de los videos que muestran la detención de Gustavo Ruiz Lizarraga, después de observar su labor en la compilación de los nombres de los detenidos (info que facilitará su posterior búsqueda en los ministerios públicos), vemos como el mismo es detenido y golpeado por los puercos, mientras es llevado a la camioneta donde tienen al resto de detenidos, alguien  fuera de cuadro grita con vehemencia “son periodistas, son periodistas” mientras que el afirmaba… “soy fotógrafo independiente, soy fotógrafo independiente”, esta distancia entre la definición gremial de la profesión asalariada de la que carecemos (periodista) y la identificación difusa de nuestra actividad realmente existente (fotógrafo independiente, entre otras cosas) demarca claramente nuestro no lugar en el espacio de reconocimiento legal y político estatal, sin distintivo o identificación legal que hable por nosotros de nuestra actividad, ni gremio que nos respalde es de suponer que seremos detenidos, secuestrados  y retenidos como efectivamente sucede a cualesquier otra  persona o individuo común en este país.

Nuestra indefensión ante las fuerzas Estatales es la de cualesquiera. Y aquí podríamos encontrar nuestra primera definición positiva de lo que hacemos: somos cualquier persona que reivindica y procura de manera activa los diversos usos de la libertad de acceso a la información. Además- y esto me parece mas importante aun, ejercemos nuestra capacidad social, cultural y política de producir por nuestras propias capacidades y medios nuestros contenidos informativos, culturales, artísticos.  Ejercemos pues, no sólo la libertad pasiva de recibir la información sino de producirla mediante nuestros actos y acciones…ahí reside lo fundamental de nuestro quehacer social, producimos la información[1] de nuestras acciones reivindicativas, promovemos la comunicación de la esperanza viva de la lucha diaria, de la resistencia contra el capital, somos agentes activos de la lucha al tiempo que documentamos pacientemente las otras luchas.

No se trata pues de querer el reconocimiento del gremio periodístico, ni lo buscamos ni lo deseamos. No seguiremos el juego al Estado solicitando permisos y licencias para algo que de cualquier manera ya estamos realizando. Nuestra razón de ser se ancla en nuestra actividad libre y libertaria, dejemos eso a los profesionistas, a quienes tienen un superior que les da agenda, dineros, viáticos, que los entromete con toda impunidad en los juegos políticos del patrón, etcétera.

Nosotros solo respondemos a nosotros, los cualesquiera, nosotros que solo tenemos nuestra palabra. Ni el nombre  ni la profesión cuidará de nosotros, nadie respaldará nuestra labor sino nuestras propias acciones. Respecto a lo de periodista independiente cabría preguntar ¿independiente respecto a que? nuestra labor es indiferente a la agenda estatal, trabajamos alrededor de un grupo a veces determinado a veces no, lo imaginamos un poco como nosotros, seguro de lo que quieren pero aun sin saber como lograrlo y por ese rumbo es que nos encontramos todos, se falla y se fracasa pero siempre se aprende.

Franco Morán, 666 Ismo Crítico.

Martes 02 de Septiembre del 2013


[1] Tomamos en cuenta la distinción entre la cualidad positiva de la comunicación como una actividad de concatenación entre evento, resistencia, afectos y solidaridad entre los comunes y la información como recurso mediado entre el evento y la ideología.

~ por 666ismocritico en septiembre 10, 2013.

Una respuesta to “Los Medios Libres se mueven pero…¿Hacia dónde?”

  1. Interesante. Un buen preámbulo para iniciar el debate en cuestión. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: