Sufjan Stevens

300px-sufjan_stevens_crop.jpg 

Sufjan Stevens

The Avalanche. Outtakes and extras from the iIlinois Album.2005. 

 

Sufjan Stevens ha prometido un álbum por cada estado de la Unión Americana, ya pasó por Michigan, la última entrega fue Illinois y esperábamos con ansiedad que el siguiente álbum fuera sobre el punk neoyorkino, pero no fue así. Lo que recibimos fue una colección de tomas alternas, que debemos decirlo, más que pruebas o ensayos, son trabajos terminados, un regalo que nos hace perdonarle que no cumpla su promesa. ¿Cómo definir una canción de Sufjan Stevens? Sabemos de su vocación literaria, de su extraordinaria capacidad para contar historias y también sabemos de sus dotes como multi-instrumentalista y creador de armonías vocales. Su genialidad se confirma una vez más en los ventiún cortes que reune en este disco.

Si bien The Avalanche no tiene la perfección de sus producciones anteriores, (imposible exigirle eso a una recopilación de tomas alternas) tiene una peculiaridad que le hace igualmente valioso: es una lección acerca del proceso de creación. Una vez más, Sufjan Stevens  hace uso de sus dotes de alquimista sonoro y logra combinar acertadamente distintos géneros de la música popular norteamericana: el folk, el pop, el rock y el sonido de las marching bands. Otro elemento que sobresale es el ruido, que agrega en las dosis correctas a gran parte de sus piezas.  La canción no nace de una vez por todas, al menos no siempre, es una ruta con distintas veredas. La mejor muestra de eso son las tres versiones de Chicago que aparecen en esta colección de bocetos. En ellas el ritmo del relato se acopla de una forma casi líquida al ritmo de la música. No olvidemos que en la narrativa de la canción letra, música e interpretación forman una unidad. Si bien el escritor y el compositor de canciones cuentan historias, sus ritmos dependen de elementos distintos.  

Los personajes de Sufjan navegan en una balsa cuyo destino depende del oleaje del sonido. La primera versión, Chicago (acustic version) mantiene el aura de intimidad que rodea a la mayoría de las canciones folk., el que canta conversa con el escucha, le cuenta algo que le pertenece. En el segundo estudio Chicago (adult contemporary easy listening version) juega con armonias bastante convencionales y sorprendentemente sale bien librado.  

En Chicago (Multiple personality Disorder Version) el sonido psicodélico da el tono de un estado alterado, nos lleva a la  mente polifónica de un personaje que escucha ecos de una sola voz.  Sufjan Stevens logra lo que un buen contador de historias debe hacer en las canciones: conjuntar de manera tan precisa música, interpretación vocal y letra, que basta que uno de estos elementos cambie para transformar la pieza entera. La letra de Chicago es la misma, sin embargo el resultado son tres canciones con “temperamentos distintos”.  Lo que cautiva al escucha de este nuevo disco es el reencuentro con el sonido de Sufjan tan hábilmente  explorado que parece inagotable. ¿Cómo explicar el encanto de los tres últimos discos, tan parecidos y tan singulares a la vez? Como  Picasso, Sufjan hace de sus estudios obras con un valor en si mismas. Lo que nos permite ver The Avalanche es el trabajo de un artista que sabe hacer de cada versión un descubrimiento que vale la pena escuchar.   

 

Miriam Licón

Creative Commons License

~ por 666ismocritico en febrero 6, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: