Epístola del DJ: una digresión

En el principio de toda generación- se dice, fue el ritmo. Los tornamesas estaban ahí de testigos, los vinilos están para dar testimonio ante quienes desearan escucharlo: que el Dj, el más humilde servidor de la industria musical, estaba destinado a ser una nueva estrella. Pero antes, tenía que salir y predicar la nueva ley de los dioses del pueblo. Todo comenzó en el Bronx en algún momento de la primera mitad de los años setentas…pero la contundencia del sermón dejaba sin habla a quienes les escuchaban, quienes iban a presenciar las nuevas se quedaban paralizados, inmóviles, maravillados ante las artes y destrezas del Dj. No cabía ninguna duda de que dios descansaba los domingos para salir los sábados por la noche e irse a escuchar- el también maravillado ante la velocidad, destreza y habilidad de las manos del Grand master flash (“ flash is fast , flash is cool…cantaba blondie) … pero algo andaba mal… la enorme luz de su nacimiento, el brillo de su ser había dejado ciegos a los presentes y no podían y no sabían como bailar, como responder al novedoso sermón del Dj.

El pasmo ante las artes desplegadas eran un buen impedimento para que la función social del baile- necesaria como siempre lo ha sido -, para que la política liberadora del baile se llevara a cabo por lo que el Dj tuvo que llamar a varios acólitos para que dieran el apostolado, apóstoles para que le ayudaran. Tal vez el no lo sabia pero entre ellos venia el mismísimo demonio de la imagen y el dinero: el demonio pagano de la imagen espectacular, señor de la traición y de la ambición: le llamaron “maestro de ceremonias “ y era el que oficiaba el gozoso rito y la comunión entorno del baile , al principio lanzaba loas al señor Dj pero después se decidió artista por derecho propio y lanzo su propio evangelio, este era impío, hablaba de putas y asesinatos, de conectas y otros delirios sin nombre, la gente, los presentes, ciegos como estaban, no hicieron otra cosa que seguirlo y comprar miles, millones de copias tal vez de tales grabaciones. Con ello, el Dj cayo de la gracia de los señores que gobernaban este y otros mundos y le mandaron sin mediar palabra al limbo del la música pop –que es el underground. y desde entonces ahí le podemos encontrar. De vez en cuando aparece algún demonio menor como fat boy slim y logra agradar al publico y de nuevo se venden millones de copias, pero no nos engañemos ahí no hay rastros del funk eso, eso es rock n´roll, y esa, es otra religión.

Mientras tanto el limbo al que fue lanzado el Dj, se trata del de la ediciones menores , de tiraje de menos de 100,000 copias pero el sigue concentrado, con la intima esperanza de algún día salir del amistoso limbo en el que fue recluido o por lo menos que los dioses le perdonen su imprudencia. por ello queridos amigos, cuándo salgan alguna fiesta, alguna tocada, algún rave, si se esfuerzan podrán ver al fondo bajo una pequeña lucecita , al Dj trabajando pacientemente su perdón, por lo que les pido no dejen de bailar mientras la música siga y siga y muevan sus brazos como si nada importara, el Dj se los agradecerá.

Franco Morán

Anuncios

~ por 666ismocritico en marzo 1, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: