Entrevista con Tiosha Bojórquez

tiosha.jpg

La cultura chicana ha venido tejiendo una serie de influencias y sanos contagios con el hip hop desde sus inicios en el gueto neoyorquino durante los años 70. En México, como en todos los centros y periferias del mundo, el hip hop se ha desarrollado en todas direcciones y niveles del espacio social, tomando prestados los métodos del arte, la tecnología y la cultura de masas para seguir reproduciéndose a escala interplanetaria. Sin embargo, en México, epicentro de un flanco aguerrido de la cultura hip hopera (la chola), no hay aún el interés y la legitimación cultural que uno imaginaría. Tiosha Bojórquez (de 33 años), realizó el primer trabajo escrito con rigor sobre este fenómeno en México, luego no sólo de pasar las pruebas y obstáculos de la burocracia y los ritos académicos, sino de una intensa actividad en la escena musical subterránea de los 90, así como en el circuito de tatuadores célebres del país, oficio que realizó durante años y al que dio paso su pasión por la palabra hablada, por el spoken word, que hoy predica. Es guionista de una película que capta mucho del miasma social del hip hop mexicano, Tres Cruces; habla de las cepas hip hoperas, cholas y chicanizantes que hoy florecen en las periferias, el corazón y todas las arterias del DF. Hoy, a punto de mudarse a España para continuar sus estudios como antropólogo, Tiosha platica con 666 sobre el proceso de este inédito trabajo, titulado De Boggie Down a Neza York…, el primero que se realiza sobre el tema con la seriedad del investigador y la pasión del activista. Aleluya hermanos, ya era hora. El clan está en el aula.

¿Con qué dificultades de orden teórico y académico te encontraste durante la elaboración de tu tesis sobre el hip hop en México?

El primer problema fue que aceptaran mi tema como un objeto de estudio plenamente académico. Muchos maestros decían que debía hacer una tesis “más de lingüística” para titularme de la licenciatura y que, luego, podría meterme a los temas que en verdad me interesan; yo siempre creí que esto era como retrasar la vida y tuve que batallar mucho para obtener la credibilidad necesaria para poder registrar y llevar adelante mi proyecto. Otro problema fue la cuestión de la bibliografía relacionada con el tema, pues en español sólo encontré un libro (Hip Hop, de Anki Toner) relacionado directamente con el tema y la mayoría de las bibliotecas no tienen en su acervo los muchos libros que en inglés se han publicado al respecto. Sin embargo, fue muy agradable descubrir que había más material del que en un principio hubiera imaginado. En la biblioteca del Colmex tienen libros de Ngugi wa Thiongo, Churchill Ward, William “Upski” Wimsatt y Tricia Rose, en la del IIA hay una enorme cantidad de artículos escritos por gente como Robert Waltser o Roger D. Abrahams. De hecho, toda la información acerca del “signifying”, los “toasts” y las “dozens” se escribió a partir de materiales encontrados en esta última biblioteca. También encontré algunas cosas en la biblioteca del Instituto Mexicano de la Juventud y en la de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNAM. Pero fue necesario viajar a San Diego (aprovechando que tengo familia en Tijuana) y a Los Ángeles para recopilar algunas cosas y hubo que pedir varios libros por Internet. Así que, sí, a la hora de hacer el balance de este trabajo, definitivamente uno de los problemas fue la falta de acceso a cierta información.

¿Con qué dificultades de orden “práctico” te enfrentaste en la ardua labor de campo e investigación urbana que tuviste que realizar?

En general mi experiencia de campo fue muy buena y en parte se debe a que yo mismo no me considero afuera de la movida hip hop en el DF, pues vengo escuchando esta música e incluso teniendo algunas presentaciones dentro de este género desde hace muchos años; además de que en mis tiempos como tatuador conocí a algunas personas que con el tiempo han ido haciéndose nombre dentro del movimiento. También, tuve la fortuna de haber escrito un guión para largometraje (Tres Cruces) y, durante su filmación conocí a los miembros de Sociedad Café, así como a Jezzy P y a Crimen Urbano, de manera que pude tener acceso a ellos de una manera libre y espontánea. Quizá el mayor problema que enfrenté fue el de algunas personas (prefiero omitir nombres) que jamás se dieron el tiempo para permitirme una entrevista o que, lo que es mucho peor, me dijeron que sí querían hacerla para luego dejarme plantado en repetidas ocasiones. Pero tengo que decir que, en general, los MC’s en el DF y el Estado de México están deseosos de presentar sus puntos de vista y son gente sumamente comprometida tanto con el desarrollo de sus habilidades líricas personales, como con el movimiento HH en general.

¿Hasta dónde llegó tu indagación sobre los orígenes históricos del hip hop en nuestro país y en especial en la ciudad de México, qué podrías decir sobre esta historia apenas narrada y conocida?

Definitivamente, éste es un terreno que tiene que seguir abordándose y acerca del cual falta muchísima información. En mi tesis, la dimensión histórica es muy importante y hago un rastreo de los orígenes del rap hip hop como género de la poesía oral que me lleva, en lo inmediato, hasta los toasts, los dozens y el signifying, juegos verbales desarrollados por la diáspora africana desde fines del siglo XIX (y que, de hecho, se pueden seguir rastreando más atrás, hasta los griots de la costa occidental africana). También menciono la importancia que han tenido los latinos en el desarrollo del HH como cultura (en particular en el breakdance), además de que menciono al rap chicano como el eslabón que une al HH nacido en la Costa Este de los EEUU con el rap en español en general (aunque de esto hablaré más al responder la próxima pregunta). Sin embargo, en lo tocante a los orígenes del rap y el hip hop en el DF, me parece que lo que escribo en mi tesis es quizá lo único que se haya publicado al respecto. Ollin 13, en la revista Nuestro Rock, publicó en alguna ocasión una panorámica del rap en México, pero aparte de eso creo que lo único que puede encontrarse directamente relacionado son artículos en línea, algunos de muy mala calidad. Sin embargo, de manera indirecta, sí se pueden encontrar muchas cosas. Por ejemplo los Rekas y B-Boy Manolo (que aún están en activo como B-Boys) aparecieron en la Disco Jackson y XETÚ, así que sería muy valioso revisar los archivos de Televisa para buscar información al respecto. Entre esta “información indirecta” vale mencionar los artículos y ensayos que hacia inicios de los años ochenta se escribían sobre los “chavos banda” (Panchitos, B’U’K, etcétera) pues ahí se descubren pistas que nos llevan a ver que, principalmente a través del breakdance, la cultura HH ha estado viva en el DF desde aquellos años. De hecho yo escucho HH desde la secundaria, que estudié en aquel entonces y mi sensación era que, aunque muchos grupos introducían elementos de HH en sus canciones, no había nadie haciendo un rap hip hop comprometido con el movimiento, pero al hacer De Boggie Down a Neza York… descubrí que grupos como Sindicato del Terror o Cuarto de Tren ya estaban haciendo rap hip hop desde mediados de los ochenta y aquí no puedo dejar de mencionar a VLP, que saca su primer disco, si no me equivoco, en el ’91. ¡Ah, y por cierto!, hay que decir que para muchos el primer rap en español es “El Barzón”, por aquello de que: “Cuando acabé de piscar/Vino el rico y lo partió/Todo mi maíz se llevó/Ni pa’comer me dejó/Me presentó aquí la cuenta/Aquí debes veinte pesos/De la renta de unos bueyes/Cinco pesos de magueyes/Una nega tres cuartillos/De frijol que te prestamos/Una nega tres cuartillos/De maíz que te habilitamos/Cinco pesos de unas fundas/Siete pesos de cigarros/Seis pesos no sé de que…”

Tu rastreo de los elementos chicanos y latinos en el slang y el lenguaje urbanos en el ámbito del rap hispano o iberoamericano es muy interesante porque saca a la luz la importancia del habla chicana y de los códigos del lenguaje cholo en la conformación del rap y el hip hop en español a nivel global. ¿Qué matices y diferencias podrías señalar entre el hip hop y el rap que se hace en España, Argentina, Chile, Brasil y México?

Una de las cosas más interesantes del HH es su facilidad para adaptarse a distintos ambientes culturales. Hoy en día encontramos rap y hip hop en todos los continentes y en cada lugar incorpora elementos locales (ya sea a nivel discursivo o musical), mezclándolos con los phat beats y los break beats característicos del género. Sin embargo, es muy importante que como mexicanos nos demos cuenta que el rap español y sudamericano, para surgir, se nutrió de dos fuentes principales (además del rap hip hop afro-americano): el rap puertorriqueño y el rap chicano. Como digo en mi tesis, esto queda claro si vemos, por ejemplo, la importancia de la estética chola en el arte de las portadas de grupos brasileños como Racionais MC’s, o los samples y el léxico (lleno de “pinches” y güeyes”) de grupos chilenos como Tiro de Gracia, o españoles, como 7 Notas 7 Colores y el ahora solista Mucho Mü. Claro está que todos estos grupos tienen características particulares que los anclan en su propia cultura, pero la cultura mexicana, que se refleja claramente en el rap chicano, sin lugar a dudas ha tenido una gran influencia en el rap de Iberoamérica también.

¿Qué personajes y leyendas urbanas piensas tú que son indispensables hoy para comprender y unir los cabos sueltos de la historia del hip hop en México?

B-Boy Manolo, el Reka, los miembros de Sindicato del Terror, Cuarto del Tren y VLP, Claudio Yarto de Kaló (aunque nos duela), Kid Frost (en una entrevista menciona haber tocado en México, cosa de la que yo jamás me enteré ni nadie me ha hablado). Pero debo decir que estoy hablando desde una perspectiva muy localista, pues en ciudades como Guadalajara, Monterrey y Tijuana sé que ha habido grupos desde mucho antes y para esto habría que hacer investigaciones particulares en cada uno de estos sitios.

¿Qué colectivos, crews de grafitti, DJ’s o Mc’s de relevancia podrías señalar en la escena mexicana de hip hop hoy en día?

Esta pregunta es difícil de contestar pues al mencionar a algunos se deja de lado a los demás, así que prefiero dejarla en blanco y sólo mencionar que soy fanático absoluto e incondicional de Jezzy P, y creo que ella es una MC con un talento enorme y que, al igual que le sucede a la mayoría de los MC’s y DJ’s chilangos, no ha sido reconocida aún con la justicia que se merece. Pero, repito, creo que esto se podría aplicar a muchos otros MC’s talentosos que hay y que deberían poder vivir de su arte, en lugar de tener que dedicarse a miles de trabajos eventuales para sobrevivir.

¿De entre el variado abanico de estilos y del abigarrado universo del hip hop actual, qué tendencias ves desenvolverse en México actualmente?
Fusiones, fusiones y más fusiones, grupos que rapean en otomí y maya como Acaxao, MC’s que entran al mundo del Spoken Word como Bocafloja, MCs que rapean sobre beats de Drum ‘n’ Bass como Gogo. En fin, lo mío no es la “predictología”, pero me parece que lo mejor del HH en México aún está por venir.

Carlos Prieto

Anuncios

~ por 666ismocritico en marzo 1, 2007.

6 comentarios to “Entrevista con Tiosha Bojórquez”

  1. SOLO UNA PREGUNTA DONDE PUEDO CONSEGUIR LA PELICULA??

  2. hola, me encontre en la red con este articulo y primeramente te quiero felicitar por saber que hiciste una tesis del hip hop en mexico, yo soy uno de los integrantes del grupo sindicato del terror, en ese tiempo era mc bass ahora soy djtekiwa, vivo en cancun y en estados unidos perte del año, toco hip hop es my especialidad, my website es http://www.djtekiwa.net de nueva cuenta te felicito por tu trabajo y te mando un saludo keep doing your thing bro……peace out.

  3. felicidades por tu thesis. yo no se mucho de los inicios del HH en mexico, tengo 15 años bailando pero empece en estados unidos me parece muy interesante tu estudio asta luego. paz eduardo reyes AKA bboy m80 Irresponsible Soul crew

  4. Hola aki BBOY MANOLO (NEZACITYBREAKERS OLD SCHOOL) SALUDOS
    MI mail bboymanolo@hotmail.com, mi cel 5522408731

  5. Hola Tiosha, mi nombre es Nelson (Nx Delfuego), mc y Trabajador Social de la ciudad de Santiago. Te cuento que realicé una tesis sobre los Orígenes y desarrollo del Hip Hop en Santiago de Chile. Seria muy interesante poder compartir información. Saludos!

  6. Saludos, me gustaría saber si puedo encontrar la tesis de Tiosha en internet, es para un trabajo académico y creo que me serviría como referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: