Discografía Básica Mínima

De una primera lista de cuarenta álbumes, entre los que se encontraban rarezas como a Dr. Octagon o Superfly, geniales autores de historias de sexo chungo y bizarro, también encontramos evidencias declaradas —por obligatorias— como el disco doble de James Brown grabado en vivo en el teatro Apolo en 1966. Decidimos mejor decantarnos por tan sólo quince de estos discos, la decisión tuvo que ver sí, con cuestiones de espacio, pero también con la necesidad de que tuviera un perfil claro de divulgación, casi pedagógica. Entre los diez elegidos encontrarán básicamente álbumes. Hemos preferido ignorar los sencillos; nos viene a la mente “Rock It” de Material y Herbie Hancock o “Planet Rock” de Afrika Bambaaata. Aun cuando son sencillos importantes en la historia que tratamos, creemos que son suficientes los álbumes y recopilaciones que proponemos como introducción general a este género musical, fuente de una amplia red de estilos y conceptos estéticos que hoy se extiende infinitamente por todo el universo.

1-. The Last Poets
This is Madness!
Douglas Records, 1971

Podríamos haber iniciado con James Brown, o cuando menos Joe Tex, su archienemigo. Pero esta lista pretende acentuar dos elementos: la militancia política y la originalísima propuesta musical. Es por esa razón que iniciaremos con The Last Poets. This is Madness! pertenece a esa corriente de poetas militantes que deciden armarse de congas, tumbadoras, contrabajos y armar la palabra con sonidos del jazz, pasando por el radicalismo negro-militante del funk. El Hip Hop no le debe los rítmicos fraseos a estos poetas, el rapping podemos encontrarlo ya en el siglo XIX cuando en las plantaciones se juntaban los dozens para echar desmadre y armar batallas verbales: humillaciones, alabanzas –todo esto muy parecido a nuestras topadas de los pueblos campesinos en la sierra mexicana. La verdadera deuda se encuentra en la reivindicación del así llamado “getto knowledge”, de la producción y reproducción de los saberes desde la misma calle, espacio privilegiado de los antagonismos sociales.

2. Funkadelic
Music for your Mother, Funkadelic 45´s
Westbound/Ace Records 1992

Primera y acertada síntesis de las radicales enseñanzas de la psiquedelia de Jimmy Hendrix en brutal choque con el funk mas desmadrado. Dotaron a la música funk de la locura afro-futurista pop de un Sun Ra mucho mas difícil de colocar en el mercado, de ahora en adelante el único limite para la cultura musical negra sería la bóveda celeste. Esta compilación de dos discos es una buena muestra de lo anterior: por lo general los sencillos de 45 rpm de siete pulgadas funcionaban con un curioso equilibrio; el lado A estaba destinado a promocionar el sencillo mientras que nadie se preocupaba por los lados B, sin embargo para Funkadelic eran el espacio adecuado para experimentar con formatos de cuatro minutos.

3-.Varios
Jam! Jam! Jam! SugarHill
The legendary Label, Music Collection 1994.

En estas grabaciones podemos dar cuenta de la mas grande paradoja que dio origen al hip hop: cuando salió a la venta Rappers Delight el primer sencillo publicado de Hip Hop, nadie había escuchado jamás a la SugarHill Gang y no solo eso, nadie les conocía. No pertenecían propiamente a la escena Hip Hop, ni siquiera eran de Nueva York ¿que es lo que había ocurrido? Pues nada, que unos meses antes Silvia Robertson de la Sugarhill Records se había acercado a Grandmaster Flash para ficharlo en su sello discográfico, resultando en la indiferencia hacia el D?????. Nadie creía que fuera posible sacar dinero de algo que era esencialmente un encuentro colectivo de audiencias en posesión del baile y los DJ’s proveedores del ambiente ¿Cómo podría ser esto encapsulado en un vinilo? Y sin embargo, Miss Robertson se salió con la suya, consiguió a unos chicos vendedores de pizzas quienes plagiaron las rimas de un mc reconocido de la época…el sencillo fue un éxito instantáneo.

4-.Trouble Funk, live!
“Straight up funk go-go Style”
Infinite Zero Archives 1996

Esta si que es una verdadera belleza, la música go.go es un subgénero esencialmente afro, brutal y elemental, sin ninguna restricción de tiempo, ni siquiera podemos decir que sean canciones, pues estas pueden durar hasta cuarenta y cinco minutos. Conformado por una sección de percusiones (batería, tumbadoras y bongos) un bajo y un batallón de mcs, quienes interactúan de manera continuada con la audiencia. Los resultados son tan aterradores para el público blanco que jamás han podido salir de los espacios y la ciudad que le vio nacer: Washington DC.

5-.Beastie Boys
Paul’s Boutique
Capitol 1989.

El disco fue un fracaso absoluto, su éxito fue menor pero duradero. Trabajando al lado de los Dust Brothers produjeron verdaderas “canciones”, más allá del caótico collage sónico del hip hop clásico lo dotaron de una dirección claramente pop, logrando hermanarlo con el inconfundible groove del rock. Plagiaron beats de canciones de todos los tiempos, lo mismo Beatles que Michael Jackson o Santana. En el mundo del rap el disco fue despreciado, sin embargo fue todo un descubrimiento para la comunidad rocker. Posibilitando – para bien o para mal-, a las siguientes generaciones de bandas de rap-core.

6-.Public Enemy
Fear of a Black Planet
Def Jam 1991

A la llegada de los años noventas la escena del hip hop no era la mejor, finalmente aceptada por el establishment pop, los rappers se contentaban con hacer bailar a la audiencia con un repertorio vacío de comunicación real. Es el tiempo de salida de Public Enemy, más que una banda de rap pretendían ser un colectivo revolucionario, afro céntrico. Se declaraban herederos de las ideologías revolucionarias negras de los años sesentas: constantemente citaban las enseñanzas de Malcolm X e intentaban emular a la organización de los Panteras Negras, lograron sacudir al indolente mundo del pop norteamericano. Y lo más importante: su música hacia un ruido insoportable, aquel ruido chillante, crujiente, ya olvidado de Jimmy Hendrix, el ruido colectivo cuidadosamente aprendido de Parliament-Funkadelic. Sus samplers eran dolorosas evocaciones de la vida urbana, sus ambiciones eran acabar con el obsceno establishment blanco anglosajón y casi lo logran . Se podría decir que Chuck D logró tocar la barbilla del ídolo blanco cuando gritó aquella frase iconoclasta: “Elvis será el héroe para muchos, para mi no vale una mierda, nunca hizo nada por los negros”

7-. Wutang Clan
Enter the Wu Tang (36 chambers)
BMG 1993

Los negros enloquecen, se vuelven peligrosos, sus historias nos hablan de bizarros mundo posibles, ahí donde las artes marciales, la inteligencia reconocida en la velocidad de la respuesta y la oscuridad de los recursos sonicos producirán una de las asociaciones más legendarias de los tiempos recientes. Ol´dirty Bastard, RZA, et al, forjarán un verdadero sindicato del crimen: para estos bardos del mal sus historias no presentaran límites, ni en este mundo ni en ningún otro: la imaginación es la madre de todas las luchas y de todos los escenarios posibles. Glorificación del absurdo, la ciudad, el barrio, la calle.

8-.2Pac
Me Against the World
Interscope 1995

Tupac Shakur…¿quién podría decir que no ha escuchado hablar de él? Todo parece indicar que vivió bajo el signo trágico de la generación de sus padres: hijo de panteras negras perseguidos y encarcelados. Su discurso político incorporado a las rimas y versos de sus canciones nos hablan de las mismas contradicciones encontradas en los panteras negras: una acentuada misoginia, seguido de un autentico discurso emancipatorio, materializado en la figura del chulo, del matón de calle estrecha. Al final muere baleado, no tenia ni treinta años, muerte absurda dado el enorme talento que poseía. Otro negro que muere, arriesgando su vida por tan poca cosa, como Huey P.Newton, como tantos panteras negras. El mundo le recompensó con una gran reconocimiento por parte de la subcultura hip hopera. Sin embargo la pregunta sigue siendo pertinente ¿Quién se beneficia con la muerte de los héroes?

9-.Varios,
Def Jux Presents…
Def Jux/Zone 2000

Definitive Jux es una de las compañías más sólidas de los últimos años, pero sus artistas ya no tienen el brillo que los raperos de los años noventas solían tener. Son gente común, sus historias pueden parecer ensimismadas, sin embargo creo que ahí podemos encontrar algo, una cierta poética menor tal vez que les acercaría sin duda a los primeros años de la old school. Muerto Tupac, el gangsta desfallece en una larga agonía. No importan 50 Cents ni Dj Premier ni Dr. Dre, el gansgta muere. De esta certeza surgen en la segunda mitad de los años noventas una camada de artistas menores pero REALES, sus historias siguen siendo del gueto, pero le han restado espectacularidad. Continúan una cierta conciencia política afro céntrica: Talib Kweli, Mos Def, Common, aún no se enteran que de pronto, sin saber, el rap se ha vuelto patrimonio de los proletarios del mundo entero.

10-.Ursula Rucker
Supa Sista
!K7 2001

Digo Ursula Rucker pero pude haber dicho Lauryn Hill o Erika Bahdu, si alguien se ha beneficiado en estos treinta años de las palabras en un flujo sin fin esas han sido las mujeres: desde Roxanne Shante hasta Missy Elliot, ellas se han encargado de hablar, de gritar, de gemir su condición de seres sexuados distorsionando la visión masculina del mundo, ampliándolo hasta límites insólitos y reconfigurándolo más allá del puro falo.

Anuncios

~ por 666ismocritico en marzo 1, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: